logo boiron
Programa JUNTOS y ACEADE

Programa JUNTOS colabora con Fepamic en la mesa redonda ''Vivir en positivo''

Estilo de vida
Tiempo de lectura: 5 min

Comparte en

Las 34 asociaciones que conforman FEPAMIC han convocado una mesa redonda semipresencial, en colaboración con el Programa Juntos de Laboratorios BOIRON, con el objetivo de analizar diferentes perspectivas ante la cronicidad, discapacidad y dependencia en tiempos de COVID e impulsar un enfoque humano e integrador a la atención de las personas que necesitan cuidados médicos y apoyo emocional.

El Doctor Gonzalo Fernández Quiroga destacó en su intervención la importancia del abordaje global del paciente, en su faceta tanto física como emocional, para contribuir positivamente a su cuidado y recuperación.

Las 34 asociaciones que conforman la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) han abordado en la mesa redonda “Vivir en positivo” las diferentes perspectivas existentes ante la cronicidad, discapacidad y dependencia en tiempos de COVID, con el objetivo de lograr un enfoque más humano e integrador en la atención de las personas que necesitan cuidados médicos y apoyo emocional.

Este evento semi-presencial ha contado con la intervención de pacientes y expertos y profesionales en la materia como: Isabel Bueno, cuidadora en una residencia de día; Carmen Muñoz, voluntaria y socia de ACOFI; Miguel Ángel Luque, coach; y el Dr. Gonzalo Fernández Quiroga. Cada uno de ellos ha aportado una visión complementaria sobre cómo fortalecer una actitud positiva y optimista en un contexto de incertidumbre como el actual.

En concreto, el doctor Fernández Quiroga ha destacado la importancia de la relación médico-paciente ante la incertidumbre y el papel fundamental del médico a la hora de comprender al paciente en su globalidad: “Ejerciendo una medicina humana e integradora, favoreciendo que se sienta atendido en todas sus dimensiones, tanto la física como la emocional. Es esencial comunicarnos con el paciente para que entienda su tratamiento. Garantizar el uso de medicamentos que sean seguros y que no provoquen interferencias con otros medicamentos o patologías y que se tienda a la mínima medicación posible, además de tratar a la persona en su globalidad, no el síntoma o la enfermedad”.

Otro de los aspectos en los que los profesionales sanitarios han de poner el foco, según explica Fernández Quiroga, es la empatía y la escucha activa que son herramientas que permiten acompañar a las personas y establecer una relación con ellas: “Como profesionales, debemos ser capaces de adoptar decisiones compartidas con el paciente en cuanto a tratamientos y establecer compromisos para que las personas tengan la autonomía que les aporte seguridad en su día a día y en el control de su enfermedad. Así podrán ser corresponsables con su salud y tener una visión más positiva de la vida”, explica Fernández Quiroga.

Los testimonios de Isabel Bueno y Carmen Muñoz fueron inspiradores a través de las experiencias vividas en primera persona y las explicaciones de cómo ellas se ha enfrentado a sus diagnósticos, a los brotes de sus enfermedades, a las dificultades de la vida diaria, viviendo en positivo, trabajando, en casa, con sus familias, reinventándose y buscando la forma de mantenerse activas, ayudando también a otros.

La clausura del acto ha sido a cargo de Miguel Ángel Luque, coach de Córdoba y exjugador de baloncesto, quien ha invitado a los asistentes a estar satisfechos con su vida a través de cinco sencillos pasos que ayudan a visualizar y tener un propósito en la vida, marcar un camino para conseguirlo y ser conscientes de todo lo que conseguimos a diario.