Atención al Cliente

Atención al Cliente

Trabaja con Nosotros

Trabaja con Nosotros

Sala de Prensa

Sala de Prensa

Para muchos, la llegada de septiembre supone el cierre de una etapa, el final de las vacaciones y del verano. Con este mes viene la vuelta al cole, la vuelta al trabajo, la vuelta a las actividades cotidianas durante el año… en definitiva, la vuelta a la rutina.

Hay quienes afrontan este nuevo período con el optimismo y las ganas propias de quien siente “las pilas cargadas” tras el descanso estival, pero también, como describe la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), estamos asistiendo en los últimos años a un fenómeno nuevo conocido como síndrome postvacacional. De hecho, un estudio de Adecco1 estima que casi 4 de cada 10 trabajadores lo padece o lo hará en el futuro.

 

Según Antonio Cano, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), sus síntomas – problemas de sueño, cansancio, irritabilidad, nerviosismo o falta de concentración - no son más que la consecuencia del estrés que produce en el organismo el comienzo de la actividad laboral.

 

Para la SEMFYC estos pueden incluir también falta de apetito, taquicardia, dolores musculares, molestias en el estómago y sensación de falta de aire, además de tristeza o falta de interés.

 

Pero entonces, ¿qué podemos hacer para evitarlo?

 

Cómo evitar el síndrome postvacacional: consejos para tener una feliz vuelta al trabajo

 

En su guía de “recomendaciones de los médicos de familia para facilitar la adaptación en los primeros días de trabajo” SEMFYC2 diferencia entre las físicas y las psicológicas.

 

Entre las primeras:

 

  • Planificar al menos dos días del final de las vacaciones como período de adaptación a la vuelta al trabajo.
  • Acostarse en esos días en los horarios habituales y ser prudentes con el horario de la siesta.
  • Si es posible, volver al trabajo regulando la intensidad de la actividad y las tareas.
  • Durante los primeros días de vuelta al trabajo, dormir más horas, con un horario bien regulado.

 

En el plano psicológico, esta guía propone:

 

  • Evitar el pensamiento de que si las vacaciones son bienestar, en contraposición, el trabajo es malestar y sufrimiento.
  • No darle demasiada importancia a este malestar de los primeros días, sabemos que es pasajero.
  • Tomar el control sobre la jornada laboral, organizando y planificando esos primeros días de vuelta al trabajo.
  • Pensar en los aspectos positivos de nuestro trabajo y centrarnos en aquello que más nos gusta.
  • Planificar actividades gratificantes para los días laborables, ocio que no tiene por qué finalizar una vez concluido el verano.
  • Incorpora a tu día a día nuevos hábitos que habrás dejado de lado durante las vacaciones, por ejemplo, practicar ejercicio físico o mantener una alimentación equilibrada.
  • Ve la vuelta al trabajo como una oportunidad para desarrollar actividades para el crecimiento personal.
  • Si el regreso al trabajo está generando en ti un efecto muy negativo, mejor no tomar decisiones vitales en este momento.

 

El papel del deporte en la vuelta al trabajo

 

Como incluye dicha sociedad en su guía, el deporte puede ser otro gran aliado en nuestro regreso a la normalidad. Así, retomar o iniciar actividades deportivas puede ser beneficioso para nuestra fatiga física y mental, pues activamos el cuerpo y generamos endorfinas, hormonas que tras realizarlo nos hacen sentir una felicidad y alegría especiales.

 

Puede ser también un arma importante contra la depresión. Así lo demostró un estudio realizado por investigadores del Instituto Karolinska y publicado por la revista Cell3, donde se afirma que mientras practicamos deporte los músculos comienzan a funcionar como el hígado o los riñones, depurando el organismo de toxinas y produciendo una enzima que se encarga de eliminar una molécula relacionada con la depresión.

 

Así pues, también nos ayuda a liberar esas tensiones internas o ese estrés que a veces nos paraliza y nos sumerge en una espiral de desasosiego y agobio por el día a día.

 

Cansancio y fatiga, cómo combatirlos en la vuelta al trabajo

 

Del mismo modo que el deporte nos ayuda a combatir la fatiga, podemos apoyarnos en complementos alimenticios que nos aporten una dosis extra de nutrientes y otras sustancias que nos den energía y un impulso en nuestra rutina.

 

Entre estos, un nutriente esencial es el magnesio, que contribuye a reducir la fatiga y a una función muscular normal. Y este es precisamente el protagonista de Magnesium Duo, nuestro complemento alimenticio con una fórmula única que combina 2 sales de magnesio, la vitaminas B, PP y E y selenio, este último para ayudar al funcionamiento normal de nuestro sistema inmunitario.

 

Ya sabes, en la vuelta al trabajo y a la rutina: calma, orden en los hábitos, un poquito de deporte y magnesio. ¡Disfruta de tu día a día!

 

Desde BOIRON te deseamos feliz vuelta al trabajo y… ¡que nada te frene!

1. https://www.adeccogroup.es/wp-content/uploads/2018/08/NdP-Cada-vez-m%C3%A1s-trabajadores-sufren-el-s%C3%ADndrome-postvacacional-un-37-este-a%C3%B1o-frente-al-33-del-anterior.pdf

2. https://www.semfyc.es/wp-content/uploads/2016/07/RecsemFYCVacaciones.pdf

3. https://www.cell.com/cell/fulltext/S0092-8674(14)01049-6

Consejos y Estilo de Vida

Compartir en :

Facebook
Linkedin
test@tes.fr
ok

Ver también