Atención al Cliente

Atención al Cliente

Trabaja con Nosotros

Trabaja con Nosotros

Sala de Prensa

Sala de Prensa

¿Qué es la alergia al sol?

 

Es habitual con la llegada del verano y la exposición al sol que algunas personas presenten lo que llamamos " alergia al sol". La alergia al sol es la reacción cutánea que aparece con la exposición solar; puede ser síntomas de diferentes patologías dermatológicas.

 

Determinadas personas tienen alergia al sol de tipo hereditario, porque sus progenitores también sufren este tipo de enfermedad y se traspasa genéticamente. Otras desarrollarán los síntomas tras exposiciones repetidas al sol.

Existe también distintos niveles de alergia, ya que no es lo mismo encontrarse ante un caso leve que puede remitir sin tratamiento, a casos más graves en los que se necesiten atención médica incluso evitar totalmente la exposición al sol.

 

Síntomas de la alergia al sol

 

 

Los síntomas que puede provocar la alergia al sol no son siempre los mismos, va a depender de la persona y/o de su grado de alergia. Pero todos ellos se verán reflejados en la piel de diferentes formas:

 

  • Erupciones

 

  • Eccemas

 

  • Urticaria

 

  • Enrojecimiento

 

  • Inflamación

 

El picor es sin duda el síntoma más incómodo, especialmente si la persona se rasca. Además, pueden aparecer vesículas rojas y dolorosas.

imagen de mujer en la playa con sombrero mask
Imagen de niño con sombreromask

Diferencias entre quemadura y alergia al sol

 

 

Para saber si nos encontramos ante un caso de quemadura o de alergia se debe analizar la zona afectada. La alergia al sol forma una erupción polimorfa que pica mucho pero normalmente no duele, en cambio la quemadura de la piel suele provocar pequeños bultos y pápulas que aparecen a las pocas horas de haber tomado el sol en cara y escote más frecuentemente.

 

Prevención

 

 

Si tienes una alergia al sol o una mayor sensibilidad al sol, puedes ayudar a prevenir una reacción al seguir estos pasos:

 

  • Utilizar protección solar mínimo de 50 y aplicarlo cada 2 horas. Si la protección solar  es alta y se aplica frecuentemente , previene la reacción en la piel (aunque seguirá siempre alérgico).

 

  • Evitar la exposición al sol durante las horas que centrales del día, entre las 12 y las 16h.

 

  • Utilizar gafas de sol, gorras o sombreros y ropa protectora evitando telas finas ya que los rayos UV pueden pasar a través de ellas.
Consejos y Estilo de Vida

Compartir en :

Facebook
Linkedin
test@tes.fr
ok

Ver también