logo boiron

Labios cortados: cuidado y protección para mantener tu sonrisa radiante

Cuidado Personal
Tiempo de lectura: 5 min

Comparte en

Los labios cortados pueden ser prevenidos y tratados mediante la hidratación constante y la aplicación de bálsamos labiales con propiedades humectantes y regenerativas.

Hay personas con mayor tendencia a que se le agrieten los labios que otras. Factores determinantes son las temperaturas extremas, los hábitos o los cuidados continuados que les aportemos.

 Mantener unos labios cuidados y protegerlos de manera habitual puede ayudarte prevenir las grietas y heridas. Con un buen cuidado y protección, es posible conseguir unos labios bonitos.

 En este artículo exploraremos en profundidad cómo prevenir la tendencia a los labios cortados y cómo mantenerlos hidratados y saludables gracias a las propiedades de la caléndula, que es un aliado muy efectivo para el cuidado labial.

¿Por qué se resecan los labios?

Los labios con tendencia a agrietarse y resecos son un problema común a la que muchas personas se enfrentan, especialmente en temperaturas extremas . La delicada piel de los labios carece de glándulas sebáceas, lo que significa que no producen aceites naturales para mantener la hidratación. Esto los hace particularmente propensos a la sequedad y a agrietarse.

La piel de los labios es más delgada y delicada que la de otras áreas del cuerpo, por lo que tiende a secarse y agrietarse más fácilmente. Los labios con tendencia a agrietarse o cortarse son resultado de la fragilidad natural de esta área y la exposición a factores ambientales.

Además de esta característica fisiológica, varios factores contribuyen a tener labios con tendencia a cortarse:

  • Exposición ambiental: el viento, el frío y la radiación ultravioleta puede dañar la barrera cutánea de los labios, causando pérdida de humedad y agrietamiento.
  • Humedad baja: los climas secos y ambientes con baja humedad pueden eliminar la humedad de la piel, incluyendo los labios, dejándolos secos y deshidratados.
  • Humedecerse los labios: aunque pueda parecer una solución temporal, chuparse los labios en realidad empeora la sequedad. La saliva podría llegar a eliminar la capa protectora de lípidos de la piel labial.
  • Hábitos de consumo: el consumo excesivo de cafeína y alcohol puede deshidratar el cuerpo en general, lo que también afecta la hidratación de los labios.
  • Falta de hidratación: no beber suficiente agua afecta la hidratación de todo el cuerpo, incluidos los labios.
  • Alergias o irritantes: algunos productos labiales contienen ingredientes que pueden causar reacciones alérgicas o irritación en los labios, contribuyendo a su sequedad.
  • Ciertas enfermedades o medicamentos: que puedan afectar a la hidratación de la piel, incluyendo los labios.

La buena noticia es que existen formas efectivas para evitar y tratar ayudar a mejorar los labios resecos. Adoptar una rutina regular de cuidado labial, elegir buenos productos hidratantes y evitar hábitos que contribuyan a la sequedad son pasos clave para mantener tus labios suaves, saludables y libres de agrietamiento.

Cómo cuidar tus labios para que no se corten o agrieten

A pesar de que tengas cierta tendencia a tener los labios cortados, existen medidas para evitar que lleguen a agrietarse y tengas que curarlos. ¡Evita las molestias cuidando tus labios y manteniéndolos hidratados.

¿Cómo conseguir que no se resequen?

El primer consejo es muy sencillo de seguir: bebe suficiente agua. Mantener el cuerpo hidratado es bueno para tu salud en general, y en concreto para los labios. Pero no dejes restos de agua o gotas en tu boca. Sécala suavemente, sin frotar en exceso.

Utiliza un humidificador en el ambiente si vives en un área con aire seco, ya que esto puede ayudar a mantener la humedad en la piel y los labios.

Emplea protección solar, sobre todo en exposición directa al sol en verano o mientras esquías, para evitar la radiación UV. También es muy recomendable cubrir tus labios con una bufanda o un pañuelo en climas fríos y ventosos para reducir la exposición a elementos que puedan causar sequedad.

Si tienes tendencia a que se te acumulen pieles muertas en tus labios, introduce en tu rutina semanal la exfoliación labial, que ayude a eliminar suavemente estas células. Elige uno que sea especialmente diseñado para pieles sensibles.

 En lugar de lamerte los labios cuando los sientas resecos, aplica un bálsamo labial de calidad, con ingredientes hidratantes.

La caléndula: beneficios en el cuidado de los labios

La caléndula (Calendula officinalis o botón de oro) es una planta apreciada durante siglos por sus propiedades y beneficios para la piel. Crece en zonas cálidas y soleadas. Esta planta perteneciente a la familia de las asteráceas es nativa de la región mediterránea y Asia menor (1), pero su cultivo se ha extendido a diversas partes del mundo debido a sus buenas cualidades.

¿Qué propiedades tiene la caléndula?

  • Propiedades calmantes: se utiliza para aliviar la irritación y enrojecimiento de la piel. Estos compuestos ayudan a reducir la respuesta reactiva en la piel.
  • Antioxidante: los antioxidantes presentes en la caléndula ayudan a proteger la piel de los daños causados por los radicales libres, que son responsables del envejecimiento prematuro y otros problemas de la piel. Estos antioxidantes pueden contribuir a mantener la piel saludable y joven.
  • Hidratación y suavidad: sus propiedades emolientes ayudan a mantener la humedad de la piel, lo que la hace especialmente útil en el tratamiento de la piel seca y agrietada.

Beneficios para el cuidado de los labios cortados

Dado que la piel de los labios es particularmente delicada y propensa a la sequedad, los beneficios de la caléndula son especialmente relevantes. Sus propiedades hidratantes y suavizantes pueden ayudar a aliviar la sequedad.

 Al integrar productos labiales con caléndula, como la gama de productos Dermoplasmine, de laboratorios Boiron, en tu rutina de cuidado labial, estás aprovechando estos beneficios de forma respetuosa para mantener tus labios suaves, hidratados y protegidos. La caléndula es una fuente de bienestar para la piel y respetuosa con las pieles sensibles.

Para garantizar ese respeto y cuidado de la piel, es importante contar con una buena materia prima: caléndula procedente de agricultura ecológica, que evitan los pesticidas y herbicidas sintéticos, y de productores locales reduciendo la huella de carbono y respaldando la economía regional.

 

Rutina de cuidado para personas propensas a los labios cortados

Para aquellos que experimentan regularmente labios cortados y agrietados, adoptar una rutina de cuidado labial es esencial para mantener la suavidad y la salud de esta área tan delicada.

 Una rutina efectiva es preventiva. Mantener una base de hidratación y la protección es crucial. Esta rutina de cuidado te ayudará a minimizar la aparición de esas pequeñas heridas tan molestas en tu boca:

  1. Exfoliación suave: para eliminar células muertas y mejorar la absorción de hidratantes en tus labios.
  2. Hidratación corporal: la ingesta adecuada de agua mejora la función cutánea y la hidratación a nivel general de tu organismo.
  3. Mantén tus labios secos: evita la tentación de chuparlos para hidratarlos porque empeora la sequedad y el agrietamiento. En estos casos, aplica un producto específico.
  4. Stick labial con caléndula: que como ya has descubierto hidrata y protege. La acción balsámica de la caléndula mantiene los labios suaves y flexibles.
  5. Bálsamo labial nocturno: El bálsamo labial con caléndula alivia la sequedad diaria y nocturna y favorece la recuperación cutánea.

Prevenir es clave para mantener unos labios saludables. Los productos a base de caléndula como ingrediente principal ofrecen soluciones respetuosas para el cuidado labial. Nuestro mejor consejo es que mantengas una rutina de cuidado, teniendo siempre a mano productos como un stick labial o un bálsamo que apliques a diario que te ayuden al menor síntoma de tirantez o sequedad. La ciencia y la naturaleza trabajan en armonía para una sonrisa saludable.

1. https://es.wikipedia.org/wiki/Calendula