logo boiron

Dolor de espalda en el embarazo: causas y cómo aliviarlo

Homeopatía
Tiempo de lectura: 5 min

Comparte en

En este artículo, abordaremos las diversas causas del dolor de espalda durante el embarazo, ofreciendo información útil para comprender su origen y proporcionando consejos prácticos para aliviar y evitar esta molestia.

Aunque no a todas las mujeres les ocurre, durante el embarazo es común experimentar diferentes molestias, y una de las más frecuentes es el dolor de espalda. Este malestar, aunque habitual, puede afectar la calidad de vida y el bienestar emocional de la futura mamá.

¿Es normal el dolor de espalda durante el embarazo?

Es completamente normal que las mujeres embarazadas experimenten dolores de espalda en algún momento durante su gestación, siendo el tercer trimestre un periodo especialmente propenso a esta incomodidad. Este malestar, aunque generalizado, no debería considerarse simplemente como una inevitabilidad del embarazo, sino más bien como un síntoma habitual (o frecuente) que puede abordarse y gestionarse de manera efectiva.

 El aumento de peso, los cambios en la postura y la redistribución del centro de gravedad son factores cruciales que contribuyen a la tensión en la espalda. A medida que el útero se expande para dar cabida al crecimiento del bebé, los músculos, ligamentos y articulaciones circundantes se ven sometidos a una presión adicional. Esta carga puede provocar malestar y dolor, afectando no solo la comodidad física, sino también el bienestar emocional de la futura mamá.

Es vital comprender que, si bien es normal experimentar cierto grado de dolor de espalda, este no debe considerarse como una condición inalterable.

En lugar de resignarse a la incomodidad, el enfoque más efectivo implica explorar las causas y adoptar estrategias prácticas para minimizar y el dolor. A lo largo de este artículo, examinaremos detalladamente las diversas razones detrás de este malestar y proporcionaremos consejos para que las mujeres embarazadas puedan mejorar su experiencia durante esta etapa tan especial.

Ideas para aliviar y evitar el dolor de espalda

A continuación te vamos a dar unos consejos prácticos generales para gestionar el dolor de espalda durante el embarazo.

 

●     Ejercicio regular.

Mantener una rutina de actividad física regular puede fortalecer los músculos de la espalda y las piernas. Ejercicios como la natación, caminar y el pilates terapéutico son opciones beneficiosas durante el embarazo. Eso sí, es fundamental consultar con el médico antes de comenzar cualquier nueva rutina de ejercicios.

●     Calor o frío.

La aplicación de una almohadilla térmica o una bolsa de hielo envuelta en una toalla puede proporcionar alivio. El calor ayuda a relajar los músculos, mientras que el frío reduce la inflamación, por lo que, dependiendo de qué te está produciendo el dolor de espalda, será más recomendable uno u otro. Es importante hacerlo con precaución para evitar quemaduras y consultar con el médico antes de aplicar terapias extremas.

 

●     Postura correcta al dormir.

Adoptar la posición de dormir de lado, preferiblemente del lado izquierdo, con una almohada entre las piernas y otra bajo el abdomen puede ayudar a mantener una alineación adecuada de la espalda. También es recomendable el uso de colchones firmes para dar un buen soporte.

 

●     Elección de calzado adecuado.

Optar por calzado cómodo y de tacón bajo es esencial. Un buen soporte para el arco plantar puede contribuir al equilibrio y evitar tensiones innecesarias en la espalda. Así que, durante el embarazo, evita los zapatos de tacón alto y también los completamente planos.

 

 

●     Estiramientos diarios.

Incorporar ejercicios de estiramiento en la rutina diaria puede ayudar a mantener la flexibilidad y reducir la rigidez muscular. Consulta con un profesional de la salud para recibir orientación sobre los estiramientos más adecuados durante el embarazo.

 

●     Higiene postural.

Mantener la espalda recta, los hombros relajados y no bloquear las rodillas contribuye a prevenir tensiones innecesarias. Se pueden realizar ajustes en la ergonomía diaria para favorecer una postura saludable. Ayúdate de cojines lumbares si ves que se te carga mucho esa parte.

 

●     Masajes y fisioterapia.

La realización de masajes descontracturantes y la consulta con un fisioterapeuta especializado pueden ser beneficiosas. Estos profesionales ofrecen técnicas específicas para mejorar y fortalecer la columna y el suelo pélvico.

 

Sin embargo, es crucial recordar que cada embarazo es único, y se recomienda consultar con el médico antes de implementar cambios significativos en la rutina o buscar cualquier forma de tratamiento.

Cuándo buscar ayuda profesional si estoy embarazada y me duele la espalda

Aunque ya conoces los motivos que lo provocan, si el dolor de espalda persiste de manera intensa y prolongada, afectando significativamente tu calidad de vida y las actividades diarias, es el momento de buscar la orientación de un profesional de la salud.

 Otros indicadores pueden incluir la presencia de síntomas como hormigueos, entumecimiento o debilidad en las extremidades, lo cual podría indicar la necesidad de una evaluación más detallada por el profesional de la salud.

medicamentos homeopáticos

Alternativas para el dolor de espalda durante el embarazo

La fisioterapia especializada puede ser una opción efectiva para abordar el dolor de espalda durante el embarazo. Los fisioterapeutas pueden ofrecer ejercicios específicos y técnicas de manejo del dolor adaptadas a las necesidades de la futura mamá.

Además, existen medicamentos que pueden tomar las mujeres embarazadas y deben ser recetados por médicos para ayudar a sobrellevar el dolor. Aunque según un informe (1) del Ministerio de Sanidad, sobre el manejo de fármacos durante el embarazo, este periodo es muy complicado desde el punto de vista terapéutico debido a las repercusiones que la toma de medicamentos puede ocasionar tanto en la mujer como en el futuro hijo.

La homeopatía puede ser una opción más a tener en cuenta por el médico para el abordaje terapéutico.

Durante la etapa del embarazo de la mujer, cuidar de la salud se vuelve más crucial que nunca. A lo largo de este artículo, hemos explorado las diversas facetas del dolor de espalda durante esta etapa especial, desde su normalidad hasta las estrategias concretas para aliviar y prevenir el malestar. Es fundamental recordar que cada embarazo es único, y las soluciones pueden variar.

(1) Orueta Sánchez, R., López Gil, M.J. Manejo de fármacos durante el embarazo. Información Terapéutica del Sistema Nacional de Salud. Volumen 35, Nº 4/2011