Atención al Cliente

Atención al Cliente

Trabaja con Nosotros

Trabaja con Nosotros

Sala de Prensa

Sala de Prensa

¿Quién prescribe la homeopatía? ¿Dónde puedo encontrar medicamentos homeopáticos?... Conoce las respuestas a las dudas más frecuentes sobre aspectos prácticos de la homeopatía.

1.¿Cómo se presentan los medicamentos homeopáticos?

Los tubos y las dosis, que contienen gránulos y glóbulos, son las formas características de la homeopatía. Pero no son las únicas. Muchos medicamentos homeopáticos también están disponibles en jarabes, comprimidos, pomadas, cremas, etc. Sea cual sea la forma de los medicamentos homeopáticos, su fabricación está sujeta a los mismos requisitos de calidad y fiabilidad que todos los medicamentos.

2.¿Quién prescribe los medicamentos homeopáticos?

Los medicamentos homeopáticos son prescritos y/o aconsejados por profesionales sanitarios formados en esta terapéutica, ya sea el médico de familia o el especialista. El farmacéutico también puede asesorar al usuario en su consumo.
Aparte, en algunos países como Francia, las matronas también pueden prescribir medicamentos homeopáticos para patologías relacionadas con el embarazo.

3.¿Dónde puedo encontrar medicamentos homeopáticos?

En España los medicamentos homeopáticos están disponibles exclusivamente en la farmacia, dado que la Directiva 2001/83/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de noviembre de 2001, establece un código comunitario sobre medicamentos para uso humano, y es esta Directiva la que define estos fármacos como tales.

 

En la legislación española es el Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, el que define estos medicamentos en su artículo 50. Asimismo, el artículo 3.6.a) del Real Decreto Legislativo 1/2015 establece que los medicamentos de uso humano deben dispensarse por una oficina de farmacia autorizada. En España, más de 13.000 farmacias españolas recomiendan medicamentos homeopáticos.

4.¿Cómo puedo dar gránulos a mi bebé?

Para el bebé que todavía no se alimenta con una cuchara, los gránulos (o glóbulos) deben disolverse en un poco de agua en un biberón o en un vaso. Un vez que adquiere el hábito de comer con cuchara, se puede dar el contenido de la dosis con cuchara, extrayendo los gránulos con la ayuda del cuenta gránulos. Los gránulos o glóbulos deben administrarse preferiblemente alejados de la comida.

 

Sugerencia para los padres: Para ahorrar tiempo, el número total de gránulos que deben administrarse durante el día puede diluirse de una sola vez en un biberón de agua y administrarse al bebé el número de veces indicado por el médico. Si disuelves los gránulos en un vaso, será más fácil administrarle el líquido con una pipeta.

5.Los medicamentos homeopáticos, ¿son compatibles con otros medicamentos?

Los medicamentos homeopáticos pueden ser utilizados solos o en combinación con otros tratamientos, según el criterio del profesional sanitario.

6.La homeopatía me interesa, ¿dónde puedo encontrar un profesional sanitario?

En caso de que te interesa contactar con un profesional experto en homeopatía, te invitamos a ponerte en contacto con alguna de las asociaciones de médicos homeópatas que existen en distintas regiones de España. Éstas te podrán asesorar en relación a quién puedes dirigirte.

 

Las principales asociaciones de médicos, farmacéuticos y veterinarios de España se han unido en el marco de la Asamblea Nacional de Homeopatía, quien cuenta en su web Homeopatía Suma con un directorio de médicos, farmacéuticos y veterinarios expertos en esta terapéutica al que podrás acceder libremente pudiendo contactar por email y por teléfono, con cada uno de los profesionales que allí aparecen.

 

También puedes dirigirte al Centro de Enseñanza de Desarrollo de la Homeopatía (CEDH) a través de su directorio de médicos homeópatas formados en este centro.

7.¿Cómo interpretar la información de la etiqueta de un tubo homeopático?

El nombre que aparece en el tubo es la “cepa” y se refiere a la materia prima utilizada en la base del medicamento homeopático. El nombre de la cepa se expresa en latín, lo que permite a los médicos de todo el mundo identificar con facilidad y precisión los medicamentos.

 

Una de las características del medicamento homeopático es su proceso de fabricación mediante la dilución y la dinamización. La cifra (9 en el ejemplo siguiente) indica el nivel de dilución y la CH el tipo de dilución. En este ejemplo, 9 CH significa que la materia prima se ha diluido y dinamizado 9 veces hasta la centésima (1 gota de materia prima en 99 gotas de solución hidroalcohólica).

 

Las dos letras CH significan “Centesimal Hahnemanniana”, esto hace referencia al método de dilución desarrollado por el Doctor Hahnemann, fundador de la homeopatía.

8.¿Cómo se debe tomar mi medicamento homeopático?

Los medicamentos en tubos o en dosis (gránulos y glóbulos) se toman por vía oral, sin alimentos y se dejan disolver en la boca, debajo de la lengua:

 

Por lo general, los gránulos se toman generalmente de cinco en cinco, repitiendo la toma durante el día pero siempre debe ser el profesional sanitario quien recomiende la pauta adecuada al paciente.
La dosis de glóbulos debe tomarse en su totalidad y de una sola vez.

 

La duración del tratamiento homeopático y el número de tomas se indican en la receta y/o en el prospecto del medicamento. En cualquier caso, siempre se debe seguir la prescripción del médico y/o la recomendación del farmacéutico.

 

Ver Vídeo: Modo de Apertura del Tubo BOIRON

9.¿Por qué algunos medicamentos no tienen indicación terapéutica, posología ni prospecto?

Según establece la normativa europea, en el mercado pueden encontrarse dos tipos de medicamentos homeopáticos: aquellos que incluyen la indicación terapéutica y los que no.

 

Algunos medicamentos homeopáticos no mencionan indicación terapéutica, posología o instrucciones de uso. ¿La razón? En homeopatía, un mismo medicamento puede tratar diferentes enfermedades (por ejemplo, trastornos digestivos e insomnio) y una misma enfermedad (el resfriado) puede tratarse con medicamentos diferentes, elegidos en función del paciente. Por tanto, depende del profesional sanitario, en función de la sintomatología del paciente, decidir qué tomar y cómo hacerlo. Estos medicamentos sin indicación terapéutica se presentan a menudo en tubos y en dosis (formas tradicionales de la homeopatía) y se designan por su nombre en latín.

 

Otros medicamentos homeopáticos sí tienen una indicación terapéutica. Su composición (una combinación de varios fármacos en la mayoría de los casos) se ha desarrollado para tratar un problema concreto: resfriado, tos, sofocos, etc. Al consultar el prospecto o el envase, el paciente puede saber en qué casos tomarlo. Estos medicamentos se presentan en forma de tubos, dosis y también de comprimidos, pomadas, cremas, jarabes, etc. No llevan un nombre latino, sino un nombre de marca vinculado al laboratorio que es propietario del mismo.

 

En España, los medicamentos homeopáticos se encuentran en proceso de registro según lo establecido por la OM SSI/425/2018, aprobada el 27 de abril de 2018, por la que se regula la comunicación que deben realizar los titulares de medicamentos homeopáticos a los que se refiere la Disposición Transitoria sexta del Real Decreto 1345/2007, de 11 de octubre, por el que se regula el procedimiento de autorización, registro y condiciones de dispensación de los medicamentos de uso humano fabricados industrialmente.

Compartir en :

Facebook
Linkedin
test@tes.fr
ok