Compartir

Noticias

Cansancio y fatiga, algunos de los trastornos más comunes provocados por la reducción de horas de sol

logo-boiron-bueno-web-202023/10/2020En palabras de Sylvaine Balmy, farmacéutica y responsable de Comunicación Científica de BOIRON “esto puede provocar nerviosismo, irritabilidad, cambios de humor, problemas de concentración y menor productividad en el trabajo”. Además, el cambio al horario de invierno deriva también en trastornos del sueño o somnolencia diurna.

 

25 de octubre: cambio de hora

 

Este domingo se producirá el cambio de hora, a las 3 serán las 2, con lo que se suma una hora extra de sueño en un intento de tener más luz a primera hora de la mañana. El número de horas de luz que disfrutamos tiene consecuencias directas sobre la salud. “La astenia otoñal (aunque es más común la primaveral) se genera por el proceso de cambio al que estamos sometidos, cuyas características principales son la reducción de las horas de sol y la propia adaptación del organismo al cambio temporal.  Así diversos estudios[1]asocian los cambios de hora con trastorno del sueño o somnolencia diurna”, explica Sylvaine Balmy, responsable de Comunicación Científica de BOIRON.

Además, al ponerse el sol antes, algunas personas pueden presentar mayor cansancio, el cual deriva en nerviosismo, irritabilidad, cambios de humor y/o problemas de concentración y menor productividad en el trabajo. “En estas épocas de cansancio es recomendable combatir estas situaciones con complementos alimenticios a base de magnesio, un mineral esencial que ayuda a disminuir la fatiga y al funcionamiento del sistema nervioso”, añade Balmy.

Por otro lado, tendemos a quedarnos más en casa, lo que podría afectar indirectamente al sistema inmunitario, dada la falta de luz.  “Es necesario un aporte extra de minerales como el selenio, un mineral que es esencial para nuestro sistema inmunitario y que se absorbe a través de alimentos como por ejemplo las nueces de Brasil o el atún rojo, o bien a través de suplementos extra”.

Recomendaciones para disfrutar del otoño de forma saludable

  • Dar paseos por la mañana -que es cuando más horas de luz hay- es muy bueno para prolongar la exposición al sol

  • Dormir una media de 7 horas al día

  • Cuidar la dieta: incluir alimentos ricos en hierro, como legumbres, así como frutas y verduras que aportan vitaminas necesarias. Además, algunas como la granada, la calabaza y las uvas aportan antioxidantes.

  • Mantener la mente ocupada con actividades ocupacionales al caer la tarde como juegos en familia, series, música, cine…