Compartir

Noticias

Presentación del ‘Libro Blanco de la Homeopatía’ en Castilla y León

La Homeopatía, una realidad social, sanitaria y científica en España04/07/2013Uno de cada cuatro castellano –leoneses ha utilizado homeopatía en alguna ocasión y cerca de 700 médicos en Castilla y León integran la prescripción de medicamentos homeopáticos en el cuidado a los pacientes.

La Homeopatía está extendida en todo el mundo, ya que se utiliza en más de 80 países, con 300 millones de pacientes y alrededor de 248.400 médicos la integran en sus consultas. En España, una de cada tres personas ya ha utilizado la Homeopatía en alguna ocasión y un 27% lo hace de forma más o menos regular. En Castilla y León cada vez es más demandada por la sociedad: uno de cada cuatro castellano-leoneses (25%) ha recurrido a la Homeopatía en alguna ocasión y un 20% lo hace de forma ocasional o regular1. Además, a siete de cada diez personas en esta comunidad (70%), les gustaría recibir más información sobre medicamentos homeopáticos a través de su médico.

Ante la creciente implantación y con la finalidad de analizar la realidad de la Homeopatía desde el punto de vista científico, social y asistencial, la Cátedra Boiron de Investigación, Docencia y Divulgación de la Homeopatía de la Universidad de Zaragoza ha presentado el “Libro Blanco de la Homeopatía”. Este documento, pionero en nuestro país, muestra por primera vez la situación actual de esta terapéutica y recoge los principales retos y perspectivas de futuro de la Homeopatía en España.

“El Libro Blanco de la Homeopatía es el primer proyecto emprendido desde la Cátedra y uno de los más importantes, puesto que es la obra divulgativa más completa que existe sobre esta terapéutica en nuestro país”, afirma D. Miguel Barelli, miembro de la Comisión Mixta de la Cátedra de Boiron de Investigación, Docencia y Divulgación de la Homeopatía de la Universidad de Zaragoza y Director de Relaciones Institucionales de BORION. “El objetivo es ayudar a ampliar el conocimiento de esta terapéutica en la sociedad y, particularmente, entre los profesionales sanitarios, instituciones y Administración Pública”.

Miguel Barelli en la presentación del Libro Blanco de la Homeopatía en Castilla y León

En él se abordan desde distintas consideraciones de la terapéutica y los medicamentos homeopáticos, hasta los aspectos reglamentarios, la formación de los profesionales sanitarios y la investigación en Homeopatía. Para la elaboración de este documento se ha contado con la colaboración de un panel de expertos miembros de diversas sociedades científicas de médicos y farmacéuticos homeópatas, representantes de colegios profesionales, de profesores universitarios y de otras instituciones.

Los pacientes que quieren tratarse con medicamentos homeopáticos en España pueden acceder a ellos de distintas formas: acudiendo a un médico especialista en Homeopatía, a través de la prescripción de un médico no especialista en ésta terapéutica y a través del consejo en las farmacias. Los medicamentos no son de prescripción obligatoria en nuestro país, por lo que los farmacéuticos aconsejan a sus pacientes medicamentos homeopáticos para patologías menores. Ésta realidad, junto al autocuidado, supone el acceso más común de los pacientes a este tipo de medicamentos ya que la mayoría de los pacientes utilizan la Homeopatía para el tratamiento de gripe, resfriados, ansiedad y estrés, alergias o aumento de defensas. 

La ausencia de efectos secundarios y la eficacia, principales razones de uso de la Homeopatía

Como pone de manifiesto el Libro Blanco, los pacientes solicitan alternativas farmacológicas que les ayuden a tratar su enfermedad o dolencia, pero reduciendo el riesgo de efectos secundarios relevantes. De hecho, el principal motivo que destaca el 76% de los castellano-leoneses que utiliza Homeopatía es que son medicamentos que, en general, no presentan efectos adversos relevantes asociados a su toma. Además, el 30% resalta la importancia de que puede tomarse durante el embarazo o con otros tratamientos, así como un 24% destaca su eficacia.

Estos beneficios hacen que los usuarios de Castilla y León se muestren bastante satisfechos con los resultados obtenidos y tengan gran confianza hacia la Homeopatía, por lo que la recomiendan a sus amigos y familiares”, explica D. Miguel Barelli. 

En cuanto a las afecciones más frecuentes en las que se emplean medicamentos homeopáticos, la mitad de los usuarios de Castilla y León (52%) los utilizan para el tratamiento de gripes, resfriados, tos o dolor de garganta. También es habitual su uso para tratar la ansiedad o el insomnio (26%), aumentar las defensas (17%) y para enfermedades de la piel (17%).1

Fomentar la formación entre los profesionales sanitarios

Asimismo, la Homeopatía es una herramienta terapéutica que está cada vez más integrada en las consultas de los profesionales sanitarios. Así, más de 10.000 médicos en España ya prescriben habitual u ocasionalmente medicamentos homeopáticos, dentro de los cuales, el número de especialistas que los integran en su práctica cotidiana va en aumento, hasta 4.400 pediatras, 700 ginecólogos y 4.300 médicos generales



En Castilla y León, cerca de 700 médicos, sobre todo pediatras y médicos de familia, también integran la homeopatía en el cuidado a sus pacientes. Sus aplicaciones más frecuentes son en el abordaje de procesos agudos como traumatismos, infecciones respiratorias (faringoamigdalitis, otitis, etc.), diarreas, reacciones alérgicas, quemaduras… y crónicos o recurrentes, dónde la homeopatía va a actuar sobre el individuo en conjunto, modificando su predisposición a enfermar y mejorando el control de sus síntomas. En este caso, la homeopatía se utiliza generalmente como tratamiento complementario, al igual que en el caso de cuidados paliativos, donde los medicamentos homeopáticos pueden asociarse a los convencionales para ayudar a controlar ciertos síntomas y sobrellevar mejor el tratamiento (ansiedad, trastornos del sueño, náuseas, sequedad en la boca….).

Además, como todos los medicamentos, los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias y, al tratarse de medicamentos no sujetos a prescripción obligatoria,
el farmacéutico tiene un papel de primera línea en su recomendación en caso de patologías leves o de autocuidado como gripe, tos, dolor de garganta, trastornos digestivos, circulatorios, hemorroides… 

Por eso, “al tratarse de una terapéutica, de una herramienta más dentro de la medicina, es necesario integrar la formación de Homeopatía en los planes de estudio pre y postgrado de los profesionales sanitarios”, señala Miguel Barelli. De hecho, dentro de las propias universidades, colegios profesionales y sociedades científicas se está impulsando la formación en esta materia para que los profesionales puedan ampliar sus conocimientos sobre esta terapéutica.

Una terapéutica con base científica

Otro de los puntos que se destaca dentro de este documento es la realidad científica de la Homeopatía. El Libro Blanco recoge la investigación clínica que hay hasta el momento con los medicamentos homeopáticos y explica las particularidades de este tipo de investigación, lo que puede aclarar muchas dudas sobre aspectos que habitualmente se debaten.

Actualmente, existe investigación de calidad publicada en revistas científicas que abordan diferentes aspectos en relación a la Homeopatía. Se han identificado 142 ensayos clínicos, 23 revisiones sistemáticas en enfermedades específicas y 5 meta-análisis sobre esta terapéutica, con conclusiones favorables.“A través de estos estudios queda corroborado la eficacia de los medicamentos homeopáticos en numerosas patologías, así como evidencia ciertos principios como el de similitud, ya que las ultradiluciones homeopáticas tiene efectos biológicos comprobados tanto in vitro como in vivo”, explica Miguel Barelli.

Sin embargo, debemos de tener en cuenta que la investigación en Homeopatía, en comparación con otras áreas médicas, es una disciplina que ha adaptado sus estudios a la medicina convencional hace relativamente poco, a finales del siglo XX. Además, hay que contemplar que en los hospitales españoles, donde más se investiga, la presencia de medicamentos homeopáticos es todavía muy inferior respecto a otros tratamientos farmacológicos”, añade Miguel Barelli.

Por eso, desde la Cátedrase insta a que se continúe con la investigación en esta materia para obtener un mayor volumen de estudios que demuestren la eficacia, seguridad y utilidad de los tratamientos homeopáticosy así más pacientes puedan beneficiarse de ellos.

1 I Estudio sobre Conocimiento y Uso de la Homeopatía en España (2011 – 2012)