Compartir
Homeopatía y estrés

Tratarla

¿Calmar la tos con homeopatía?

Además de algunos sencillos gestos de higiene para evitar el contagio y aliviar los síntomas, la homeopatía, en diversas presentaciones (gránulos o jarabe), calma la tos, al tiempo que preserva las reacciones de defensa naturales del organismo (secreciones mucosas, bacterias «buenas», etc.).

¿Homeopatía para calmar la tos? ¡Sí! Pero ¿cómo? O bien mediante una solución «lista para calmar» cualquier tipo de tos o bien mediante un tratamiento a medida, siempre que se conozca el tipo de tos.

En todos los casos, reaccionar ante los primeros síntomas permite reducir la intensidad de la tos y limitar el riesgo de complicaciones*. En los niños, la homeopatía es, para el médico, el tratamiento de elección porque no se han descrito efectos secundarios relevantes sociados a la toma de medicamentos homeopáticos.

(Fuente: Panorama du Médecin n° 5002, 23 -01- 2006 Les rhino-pharyngites aiguës récidivantes de l’enfant et les possibilités de l’homéopathie)

 

La sencillez de una solución «Lista para calmar» cualquier tipo de tos

¿Es la homeopatía algo demasiado complicado para mí? ¡Todo lo contrario!

De hecho, para calmar la tos hay soluciones «listas para calmar» que reúnen, en un solo medicamento, los componentes homeopáticos más frecuentemente utilizados con ese fin. Adoptan la forma de presentación de los «medicamentos clásicos» pero tienen las ventajas de la homeopatía:

Como los «medicamentos clásicos», se presentan en cajas de cartón, con un prospecto que incluye las indicaciones terapéuticas precisas y la posología. Para la tos, se presentan en forma de jarabes, comprimidos para chupar, gránulos o gotas bebibles…

En general, no se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a la toma de medicamentos homeopáticos.

La homeopatía es fácil de administrar, siguiendo los consejos del médico o farmacéutico y las indicaciones del prospecto.

 

¿O un tratamiento «a medida»?

¿Estoy preparado para observarme con más detenimiento y describir con precisión los síntomas de tos? Puedo recurrir a la homeopatía de denominación común (cuyos tubos de gránulos y dosis son las presentaciones más frecuentes…)

Es un tratamiento a medida: para determinar el medicamento adecuado debo acudir a los profesionales sanitarios (médico y farmacéutico). Preguntas que debo plantearme: ¿Cuál es el tipo de tos? ¿Presenta algún signo de empeoramiento o de mejoría?

Esta es la ocasión de escuchar realmente al organismo y las señales que me envía y compartirlas con el profesional sanitario para colaborar en un mejor cuidado.

Estos medicamentos homeopáticos, que no tienen efectos secundarios ni contraindicaciones, pueden utilizarse conjuntamente con otros tratamientos (para enfermedades crónicas o serias), así como para calmar la tos durante el embarazo y la lactancia.

Un tratamiento a medida puede permitir asimismo la preparación del «terreno» en caso de recidivas, la reducción de las complicaciones y el acompañamiento de la convalecencia (cansancio, tos residual): consulta a tu médico.

 

Mi bebé tiene tos

¿Tiene tos tu hijo de menos de 2 años? Consulta a un profesional sanitario.

¿Cuándo debo acudir al médico para mi bebé?

  • Si su hijo presenta dificultades respiratorias o para alimentarse
  • Si su hijo de menos de 3 meses tiene fiebre (superior a 38 °C)
  • Si su comportamiento no es el habitual (incomodidad, dolor…)
  • Si la fiebre persiste más de 3 días.
  • Si aparecen otros síntomas (diarrea, vómitos, erupciones…)
  • Si la tos persiste más de una semana sin mejoría

Homeopatía para mi hijo

La homeopatía es, para el médico, un tratamiento de primera elección en niños porque carece de efectos secundarios.