Compartir
Homeopatía y estrés

¿Cómo se trata?

Rinitis alérgica: posibles tratamientos

Prioridad: aliviar los síntomas y, a largo plazo, reducir las reacciones alérgicas. Sola o como complemento de su tratamiento habitual, la homeopatía puede hacer ambas cosas.

Los medicamentos homeopáticos, naturales y sin efectos secundarios descritos, se adaptan a toda la familia; incluso a niños, embarazadas o durante la lactancia, previa supervisión médica.



Tratar los síntomas de la fiebre del heno

Habitualmente, el médico prescribe un antihistamínico por vía oral, en ocasiones complementado con un corticoide por vía nasal y/o un colirio antialérgico en caso de conjuntivitis alérgica asociada.

Con el tiempo, puede aparecer un «fenómeno de escape»: en función de las tasas de polinización, reaparecen los síntomas, lo que obliga al médico a aumentar las dosis o a cambiar el tratamiento.

Los síntomas de la alergia pueden tratarse también con medicamentos homeopáticos, que no tienen riesgo de interacción medicamentosa con otros tratamientos y no provocan somnolencia. Se adaptan a toda la familia, incluso a niños, embarazadas o durante la lactancia, previa supervisión médica.

Pide consejo a tu farmacéutico, a tu médico o a la comadrona que siga tu embarazo.

Pueden tomarse solos o asociados a otro tratamiento antialérgico.



¿Pueden reducirse las reacciones alérgicas?

Para reducir las reacciones alérgicas, ¡piensa en la homeopatía!
Un médico homeópata puede actuar sobre el «terreno» con un tratamiento individualizado (que habrá de tomarse generalmente cada semana durante el período de exposición a los alérgenos.) Con el tiempo, la frecuencia y la intensidad de sus síntomas podrán disminuir e incluso desaparecer

Encontrar un médico homeópata

Además del tratamiento sintomático, su médico le indicará que consulte a un alergólogo para identificar los alérgenos responsables de su alergia o alergias.

Esto le permitirá:

  • descartar los posibles alérgenos (en el caso de los pólenes, puede ser difícil, aunque pueden seguirse algunos consejos prácticos)
  • anticipar su tratamiento vigilando el calendario polínico
  • iniciar una desensibilización, con el tiempo



La homeopatía: una respuesta global a las alergias

Permite un tratamiento sintomático de las crisis y también un tratamiento de base durante toda la estación alérgica.

De hecho, los medicamentos homeopáticos se elaboran a partir de diluciones de dosis infinitesimales de componentes vegetales, animales o minerales.

En el caso de las alergias, su médico homeópata podrá elegir un medicamento homeopático:

  • porque actúa sobre los síntomas de la alergia (estornudos, goteo nasal, congestión nasal, lagrimeo, irritación de la garganta…)
  • porque está fabricado a partir de pólenes alergénicos y puede, en un tratamiento de base, reducir progresivamente su sensibilidad a los pólenes.
  • porque está elaborado a partir de histamina o de mediadores de la reacción alérgica y puede modificar su «terreno» alérgico. 

Este abordaje global de la fiebre del heno es específico de la homeopatía. 



Fiebre del heno: ¿cómo encontrar el medicamento homeopático adecuado?

Para el alivio de la rinitis alérgica, se dispone de medicamentos homeopáticos en dos formas farmacéuticas:

- La presentación como «especialidad»: los medicamentos homeopáticos prescritos con más frecuencia para el tratamiento del conjunto de síntomas (goteo nasal, estornudos, picores, conjuntivitis…) se presentan en una forma fácil (comprimidos para chupar) y accesible.

 - La forma «unitaria», compuesta por un solo medicamento homeopático, frecuentemente en forma de tubos o de dosis de gránulos. Se emplea para un tratamiento de base (por ejemplo, una dosis semanal durante la estación polínica) o para tratar un síntoma concreto de la rinitis alérgica. Pida consejo a un profesional sanitario (médico, farmacéutico…)

Encontrar un médico homeópata