Los síntomas

Los síntomas asociados a las erupciones dentales

El diente que empuja avanzará hasta perforar la mucosa de la encía que lo aprisiona. Este proceso causará una inflamación de las encías, que puede durar varios días antes de que aparezca el diente. Es lo que se llama erupción dental y se acompaña a menudo de síntomas asociados1, que pueden durar por término medio 8 días2 (4 días antes y 3 días después de la erupción del diente):

  • Llanto e irritabilidad, causados por el dolor.
  • Encías doloridas e inflamadas, e incluso amoratadas (una pequeña burbuja azul aparece en el lugar de erupción del diente).
  • Salivación abundante (y tendencia a meterse en la boca los dedos y los objetos que encuentra).
  • Pérdida del apetito.
  • Mejillas enrojecidas, a menudo solo una, la del lado de la erupción.
  • Dificultad para dormir, alteraciones del sueño.
  • Diarrea leve y nalgas enrojecidas e irritadas.
 

Si tu hijo presenta algunos de estos síntomas, es probable que le esté saliendo un diente.

Los medicamentos homeopáticos son una respuesta adecuada para aliviarlos todos.

  • El papel de la homeopatía para aliviar al bebé cuando le salen los dientes
  • Nuestros medicamentos adaptados
 

En ocasiones se presentan una fiebre ligera y afecciones ORL (otitis, rinofaringitis, "bronquitis dental"), que no estarían directamente relacionadas con la erupción dental sino con infecciones simultáneas.

En efecto, la erupción dental es agotadora para el organismo: centrado en la inflamación de las encías, es un poco más débil, ya que no se “puede encargar de todo” al mismo tiempo. El organismo se vuelve más sensible a las infecciones ambientales, víricas o de otro tipo, especialmente si coincide con el final de la lactancia (y, por lo tanto, con la ausencia de los anticuerpos de la madre) y la entrada en la guardería.

Hay que estar atento y no achacarlo todo a la dentición: una fiebre superior a 38,5 ºC, un niño que se despierta por la noche o que se toca los oídos, o una diarrea que dura más de dos días son síntomas que deben consultarse al médico.

 

¿Lo sabías? Es preciso respetar la utilidad de la fiebre

"La fiebre es útil: es una reacción natural del organismo que le ayuda a combatir las infecciones. Es extremadamente frecuente y no tiene gravedad en sí misma. […] No es necesario tratar la fiebre por sistema, especialmente si el niño la tolera bien3 (no le impide jugar, etc.)"

Si no es demasiado elevada (inferior a 38,5 ºC) o se tolera bien, la fiebre es una reacción beneficiosa del organismo: 

  • La fiebre aumenta la velocidad de funcionamiento de las células del cuerpo humano: el caudal de la circulación sanguínea se acelera para conducir con mayor rapidez los agentes defensivos al lugar de la infección.
  • Las bacterias necesitan hierro y cinc para multiplicarse. En los episodios de fiebre, el bazo y el hígado secuestran el cinc y el hierro para impedir su disponibilidad.
  • Por otra parte, numerosos microorganismos dejan de ser activos por encima de 38,5 o 39 ºC.
  • La fiebre permite además un drenaje (sudor y orina más concentrados) que expulsa las toxinas .
 

En caso de fiebre, las primeras medidas antes de considerar su tratamiento son sencillas4:

- Descubrir un poco al niño para permitir la evacuación del calor (sin desnudarlo hasta el extremo de provocar escalofríos).

- Conseguir que ingiera líquidos con la mayor frecuencia posible.

- Ventilar la habitación y no sobrecalentarla (18 ºC).

Por lo general, solo se debe considerar el tratamiento si la temperatura es superior a 38,5 ºC, especialmente si la fiebre genera malestar en el niño.

 

(1) Fuente: Prospective longitudinal study of signs ans symptoms associated with primary tooth eruption, J. Ramos-Jorge, Isabela A. Pordeus, Maria L. Ramos-Jorge, Saul M. Paiva, 2010 in Pediatrics, Sept 2011; 12853) : 471-6

(2) Symptoms associated with infant teething : a prospective study, Macknin ML, Piedmonte M, Jacobs J, Skibinski C, in Pediatrics, Avril 2000; 105(4 PT1):747-52

(3) Fuente: Informations sur les traitements de la fièvre chez l’enfant, AFSSAPS Enero 2005

(4) Fuentes: Entrevista del Dr. Antoine Bourrilllon del Hospital Robert Debré en leParisien.fr, 09/09/2004,  http://www.linternaute.com/science/biologie/dossiers/07/immunite/6.shtml et http://mon-naturopathe.com/techniques-naturopathiques/le-pouvoir-de-la-fievre