La práctica de deporte

Tanto si se eres un deportista aficionado o casi un profesional, debes tener cuidado y adoptar las precauciones necesarias.
La práctica del deporte, incluso ocasional, es beneficiosa para la salud, siempre que se eviten los accidentes.

Cerca de 16 millones de las personas mayores de 14 años hacen deporte en España1, pero no todos practican deporte de la misma manera.

Los principales causantes de esguinces siguen siendo el jogging, el tenis y los deportes de pelota. En cuanto a las fracturas, los deportes de contacto y la equitación se sitúan en cabeza.

El árnica es apreciada por los deportistas porque no es una sustancia dopante. Consulta a tu médico o  farmacéutico, que te asesorarán y te recetarán medicamentos homeopáticos adaptados.

 

Los calambres de cerca

Contracción dolorosa de un músculo debido a la falta de oxígeno. Durante el ejercicio, los músculos transforman los azúcares en ácido láctico. La acumulación de ácido láctico provoca:

  • rigidez muscular y fatiga
  • alteración de la liberación del calcio, que dará lugar al calambre

Para prevenir la aparición de calambres: realizar un buen calentamiento y beber suficiente agua.

 

Las contracturas de cerca

Contracción refleja de un músculo sobrecargado. Aparece algunas horas después del cese de la actividad deportiva. Puede ser el primer síntoma de un traumatismo muscular más grave. 

Para prevenir las contracturas: realizar un buen calentamiento antes de la actividad física, beber suficiente agua y dosificar el esfuerzo.

Para tratar las contracturas: aplicar calor sobre el músculo y utilizar una pomada descontracturante.

 

Las agujetas de cerca

Aparecen después del ejercicio físico, especialmente cuando la práctica de la actividad deportiva es irregular y demasiado prolongada. Se manifiestan normalmente al día siguiente y pueden durar de dos a tres días. Se deben al exceso de sustancias tóxicas, como el ácido láctico, en los músculos.

Para evitar las agujetas: beber agua, dosificar el esfuerzo y realizar estiramientos antes y después de la actividad deportiva.

Algunos consejos para ayudar a que desaparezcan las agujetas:

  1. tomar un baño caliente (excepto en el caso de personas con problemas de circulación, como las varices).
  2. aplicar un masaje en los músculos doloridos con una pomada de árnica.
  3. beber mucha agua para eliminar las toxinas. 

Distensión de las fibras musculares. Se produce durante una tensión excesiva del músculo al límite del estiramiento o tras una contracción demasiado fuerte.

 

Las distensiones y los desgarros de cerca

Distensión: desgarro de varias fibras musculares con hemorragia local. La distensión se produce cuando el organismo realiza un esfuerzo demasiado violento.

Desgarro: fase posterior a la distensión, cuando la elasticidad de las fibras no soporta el esfuerzo y provoca la rotura del conjunto del haz muscular.

Para evitar los esguinces, las distensiones y los desgarros: el calentamiento, el ejercicio adaptado y una buena hidratación disminuyen el riesgo de sufrir esguinces, distensiones o desgarros.

Tratamiento: poner hielo sobre la zona dolorida, detener la actividad deportiva y consultar a un médico.

 

El palmarés de los traumatismos deportivos

25% Esguinces
23% Lesiones musculares
22% Tendinopatía
10% Contusiones
10% Distensiones, desgarros musculares
5% Fracturas

Fuente: Doctissimo.f