Formas farmacéuticas

Un repaso por los gránulos y los glóbulos, esferas que no necesitan agua para su administración y que por tanto pueden ser llevados consigo y tomarlos en cuanto se necesite.

La forma farmacéutica más habitual de los medicamentos homeopáticos son los gránulos y los glóbulos: esferas compuestas por lactosa y sacarosa que no necesitan agua para su administración y por tanto pueden ser llevados consigo y comenzar a tomarlos en cuanto se necesiten. Además, su sabor dulce hace que la toma sea más agradable principalmente a los niños.

También podemos encontrar medicamentos homeopáticos en otras formas farmacéuticas convencionales como comprimidos, gotas, pomadas, jarabes, supositorios u óvulos.

 

VÍDEO ETAPA 6: FABRICACIÓN DE GLÓBULOS Y GRÁNULOS