Crecer con Boiron

Cada persona es única, y tiene un lugar en Boiron donde puede aportar lo mejor de sí misma. Nuestro reto: detectar sus competencias, su potencial, para confiarle aquéllas responsabilidades en las que pueda aportar el máximo al proyecto y sentirse bien y realizada.

En Boiron nos comprometemos con nuestros empleados con un proyecto de futuro. Más del 95% del equipo tiene contrato indefinido. Y uno de cada tres empleados tiene más de 10 años de antigüedad. Nuestra oportunidad: Boiron y la homeopatía tienen un gran potencial de desarrollo, y eso nos exige afrontar nuevos retos permanentemente. Lo aprovechamos para promover la evolución profesional del equipo: un 20% se incorporó a Boiron en un área o misión distinta de las actuales.

Raúl González (Departamento Marketing):

Raúl González

Siempre es un halago que tu empresa confíe en ti. La verdad es que sentí el miedo y la ilusión que sugiere lo desconocido, tan atractivo como arriesgado, pero siempre recomendable.

Mi llegada a Madrid supuso un cambio muy importante en mi vida personal y profesional. Reconozco que la implicación de mi familia fue más necesaria que nunca para emprender esta aventura en común.

El segundo gran reto, fue mi nueva responsabilidad dentro del departamento de marketing, que sin duda me ha aportado grandes satisfacciones personales y profesionales. Y debo agradecer a todos el trato recibido y las facilidades que encontré para integrarme en mi nuevo destino, que junto a mi familia, representaron un pilar imprescindible donde apoyarme.

Llevaba más de seis años como delegado comercial entre las provincias de Alicante y Albacete, y de forma súbita, me hallé inmerso en la gran capital, con las vicisitudes que ello conlleva para un humilde servidor de la periferia. No puedo negar que en ocasiones he echado de menos “mi maleta y mis farmacias”, aunque no es menos cierto, que he tenido la ocasión de conocer con mayor profundidad mi empresa y a muchos de sus integrantes, lo cual me ha enriquecido como trabajador y como persona.

Agradezco la oportunidad que me brindó la empresa para desarrollar mi nueva función en un departamento tan creativo e interdisciplinar, como es marketing. Si algo caracteriza a nuestra empresa es la calidez humana y el compañerismo, y es muy grato haber compartido esta experiencia tanto en el frente como en la retaguardia. Y precisamente es lo que he podido aportar a mi departamento, la visión y la experiencia de un delegado comercial”.


Nacha Torrecillas (Departamento Servicios Generales):

Nacha Torrecillas

"Para mí, ha sido positivo hacer un cambio y asumir nuevas responsabilidades porque en mi puesto anterior en contabilidad sentía que no avanzaba, que no me hacía con el trabajo. Ahora siento que mis tareas y responsabilidades son más dinámicas, más variadas, y puedo ver más fácilmente el resultado de mi trabajo.

Al principio, viví el cambio con incertidumbre, pero a la vez con ilusión: nuevas expectativas, nuevas tareas, nuevo lugar de trabajo (aunque me quedé muy cerquita) Y visto desde la distancia, lo que realmente necesitaba era un cambio: ahora me siento mejor, con mejores aptitudes para el trabajo, y con un estado de ánimo más positivo.

Por otra parte, gracias al trabajo que ahora desarrollo tengo una visión más amplia de la empresa. He recibido formación para poder hacerlo bien y cuando algo no funciona adecuadamente o hay que mejorarlo, trabajamos para conseguirlo.

Siempre hay tareas que te gustan más que otras, pero en general lo que me gusta de mi trabajo es la diversidad y ver que el trabajo que realizo, no me afecta a mí exclusivamente sino también al resto de compañeros. Tengo que estar pendiente de un montón de pequeños detalles que hacen que los demás estén cómodos en su puesto de trabajo y que todo funcione bien”.

Y, para que dé lo mejor de sí, damos a cada persona la confianza, la autonomía y el espacio que necesita para proponer, para tomar iniciativas, para introducir mejoras en su área de responsabilidad, y también para equivocarse, y aprender de ello. Y fomentamos el espíritu crítico, porque es el que nos permite mejorar y progresar, y que se comparte a través de nuestros diferentes canales de comunicación interna, donde se recogen las mejoras e iniciativas que se promueven desde distintos departamentos.

En todo esto, la formación juega un papel esencial porque da respuesta, al mismo tiempo, a las necesidades de de la empresa y a las aspiraciones de cada persona del equipo. En Boiron apostamos por la formación: en los últimos 10 años, hemos multiplicado por 4 nuestra inversión. También hemos creado la BiblioCepa, una biblioteca corporativa que promueve la formación continuada a través de la lectura.

Además, fomentamos una actitud crítica, y de curiosidad y apertura al exterior, una actitud que nos permite mejorar y aprender continuamente. Escuchar a nuestros clientes y a nuestros proveedores, participar en eventos o seminarios, formarnos, o colaborar con expertos que nos puedan ayudar en distintos campos nos permite cuestionarnos permanentemente lo que hacemos y abrir nuevas puertas.

Uno de los ejes estratégicos es la formación de los jefes, que tienen el reto y la responsabilidad de que cada persona de su equipo pueda crecer y aportar lo mejor de sí misma al proyecto.