Homeopatía y estrés

¿Cómo prevenirlo y tratarlo?

¿Cómo prevenir y tratar el mareo del viajero?

Conocer el origen del mareo del viajero permite adoptar naturalmente algunos buenos hábitos para prevenir o limitar sus manifestaciones.

Además de estos consejos prácticos, tu farmacéutico podrá aconsejarte sobre tratamientos preventivos y curativos. ¿Por qué elegir un tratamiento homeopático para aliviar el mareo del viajero? Sin inducir somnolencia, la homeopatía se adapta a toda la familia.





Los buenos hábitos contra el mareo del viajero10

Para adoptar naturalmente buenos hábitos, es importante comprender el origen del mareo del viajero.

Consejos prácticos para: suprimir los factores agravantes y ayudar a nuestro cerebro a anticipar los movimientos.
Factores agravantes que deben evitarse: los «4 enemigos»: Hambre, frío, miedo y cansancio, así como los olores intensos (tabaco, perfumes…) y el confinamiento.

Para ello, he aquí algunos consejos prácticos: 


Consumir una comida ligera antes de la partida y beber con regularidad:

  • Antes de salir, una comida ligera. (Es preferible consumir alimentos sólidos, como el pan; deben evitarse la leche, el alcohol y las bebidas carbónicas, así como los alimentos ricos en grasas, como las patatas fritas y la comida rápida….).
  • Beber con regularidad, si es posible, bebidas con azúcar, durante el viaje sin esperar a tener sed, para evitar la deshidratación.


Piensa en tu comodidad:

  • No vistas prendas apretadas para no comprimir el abdomen.
  • Coloca un cojín para reducir los movimientos de la cabeza (que estimulan el oído interno)
  • Ten a mano una prenda de abrigo o una manta pequeña; el frío agrava los síntomas (en barco, cúbrase bien).
  • Respira profundamente y evita los olores intensos (tabaco…): en coche: ventila con regularidad el habitáculo y haz paradas; si viajas en barco, házlo en cubierta, si es posible.



Ayuda a tu cerebro a anticipar los movimientos:

  • Si es posible, se tú mismo el que lleve el volante o el timón (aquí reside el interés de un tratamiento preventivo que no induzca somnolencia). Efectivamente, el conductor anticipa con mayor facilidad los virajes y desaceleraciones… y el timonel prevé las olas y nota cómo cabecea el barco.
  • En coche, autocar o en barco, mira la carretera o el horizonte, cuanto más lejos hacia adelante te sea posible.
  • No fijes la vista en un elemento fijo rodeado de elementos móviles (lectura de un libro o de un mapa) ni en elementos móviles rodeados de elementos fijos (olas a través de un ojo de buey).
  • Elije cuidadosamente tu posición: En coche o autocar, siéntate delante para ver la carretera cuanto más lejos hacia adelante te sea posible. En tren, siéntate en el sentido de la marcha y en el piso inferior si hay dos alturas, puesto que el «traqueteo» se acentúa en la parte superior. En barco o en avión, la parte central es la que menos se somete a movimientos (en avión, cerca de las alas).


Relájate:

El estrés11 o el miedo son factores agravantes. Intenta distraerte: improvisa juegos con los niños, por ejemplo; si navegas, canta o participa activamente en las maniobras.
Tu farmacéutico podrá recomendarte también un tratamiento homeopático contra el estrés. 

El ingenio de una madre para «manejar» los vómitos en coche.
Tener siempre a mano un cubo de playa, con el interior revestido con una bolsa de plástico (+ una reserva de bolsas): si un niño se encuentra mal, se le pasa el cubo. ¿Y luego? Se cierra rápidamente la bolsa anudando las asas y, en la siguiente área de servicio, ¡a la basura! Y se coloca nuevamente otra bolsa de plástico en el cubo…



¿Por qué elegir la homeopatía para prevenir y aliviar el mareo del viajero?

Además de seguir los consejos prácticos contra el mal del viajero, se dispone de diferentes tratamientos antinaupáticos.

Tu farmacéutico te recomendará un tratamiento preventivo y curativo contra el mareo del viajero 


La mayor parte de estos tratamientos contra el mareo del viajero inducen somnolencia, ocasionalmente intensa en ciertas personas12, que les impide tomar el volante o pueden impedirte disfrutar de un crucero, por ejemplo, si duermes durante todo el viaje.
Esto explica la abstención terapéutica tan extendida en el mareo del viajero: una de cada dos personas afectadas prefiere no tomar nada, principalmente por temor a los efectos secundarios, como la somnolencia13.
Además, la mayor parte de los medicamentos antinaupáticos están contraindicados durante el embarazo y la lactancia y tienen limitaciones de edad en lo que concierne a los niños.

Por el contrario, los medicamentos homeopáticos contra el mareo del viajero no provocan somnolencia ni inducen interacciones medicamentosas con otros tratamientos en curso (antihipertensivos, sedantes, antidepresivos…).
Pueden tomarlos los niños sin límite de edad (excepto que se especifique lo contrario en el prospecto, en función de la forma galénica).
Durante el embarazo y la lactancia, consulta a tu farmacéutico.

La homeopatía puede actuar preventivamente (si se toma el día antes) y puede tomarse nuevamente durante el viaje, fácilmente, sin agua ni cuchara, gracias a la presentación en gránulos o comprimidos que se dejan disolver bajo la lengua.

No olvides introducir tu tratamiento homeopático en el bolso: ¡podrá ser útil para toda la familia!
Pide consejo a tu farmacéutico; también podrá recomendarte medicamentos homeopáticos contra el estrés si te preocupa no encontrarte bien: el estrés es un factor agravante del mareo del viajero…

(10) Fuente: « Bien vous soigner avec des médicaments disponibles sans ordonnance – mal des transports » AFSSAPS, Juin 2009
(11) Fuente: « Déclaration sur le mal des transports » par le Comité consultatif de la médicine tropicale et de la médecine des voyages (CCMTMV), département de l’agence de santé publique du Canada, Novembre 2003
(12) Fuente: www.eurekasante.fr


(13) Fuente: Encuesta Usages et attitude IPSOS 2006 en 2897 personas interrogadas.