Compartir
Homeopatía y estrés

Afonía y dolor de garganta

¿Te pasas todo el día hablando y acabas quedándote sin voz?

Profesores, teleoperadores, cantantes, presentadores… todos los que utilizan su voz como instrumento de trabajo son más propensos a sufrir afonía, ronquera y/o fatiga en las cuerdas vocales.


¿Por qué se producen la afonía y la ronquera?

La voz es el sonido que se produce cuando el aire pasa desde los pulmones a través de la laringe o caja de la voz. Cuando forzamos la voz bien porque pasamos muchas horas hablando o porque gritamos, sobre todo los niños, las cuerdas vocales pueden resentirse. Esto quiere decir que alguno o varios de los sistemas implicados en el proceso fonador –laringe (sistema vibrador); faringe, boca, dientes, fosas nasales y senos paranasales (sistema resonador) y el oído (sistema auditivo)- ha sufrido una lesión dando lugar a lo que se conoce como disfonía o alteración de la voz.

Dentro de estas alteraciones podemos hablar de afonía, cuando apenas podemos hablar o hemos perdido la voz por completo, y de ronquera, cuando nuestra voz aparece soplada, chillona o tensa con cambios de volumen.


¿Podemos prevenir la afonía y la ronquera?

Gritar, cambios bruscos de temperatura, el tabaco, los resfriados y catarros, así como el estrés o el sobreesfuerzo son algunas de las causas más comunes para que aparezca la afonía o la ronquera. También pueden deberse a infecciones respiratorias (faringitis o amigdalitis), alergias, etc.

Otras causas de trastornos de la voz incluyen infecciones, movimiento ascendente de los ácidos gástricos hacia la garganta, crecimientos por un virus y enfermedades que paralizan las cuerdas vocales. El tratamiento de los trastornos de la voz varía dependiendo de la causa. La mayoría de los problemas de la voz pueden tratarse con éxito si se diagnostican adecuadamente.

No podemos controlar todas las circunstancias, pero sí seguir algunas recomendaciones:

  • No gritar de forma habitual, controlar el volumen de la voz, evitar hablar mucho tiempo en ambientes ruidosos. 
  • No fumar. 
  • Evite comer alimentos picantes. Éstos pueden causar que el ácido del estómago se mueva hacia la garganta o el esófago (reflujo). 
  • Evitar el alcohol. 
  • Tratar las alergias, catarros y problemas digestivos cuando se produzcan. 
  • Dormir lo suficiente y hacer ejercicio físico con regularidad. Descanse. La fatiga física tiene un efecto negativo sobre la voz. 
  • Beber agua abundantemente. 
  • Calentar la voz y hacer ejercicios de relajación si vamos a estar hablando durante horas. 
  • Haga ejercicio regularmente. El ejercicio aumenta el vigor y la tonificación muscular. Esto ayuda a mantener una buena postura y respiración, necesarios para hablar adecuadamente.


¿Podemos tratar la afonía y la ronquera con homeopatía?

Cuando el dolor de garganta es intenso, la afonía y/o ronquera persisten y es necesario tomar un tratamiento farmacológico, la homeopatía puede ser nuestra gran aliada.

En concreto, los medicamentos homeopáticos Boiron indicados para afonía, ronquera y fatiga de las cuerdas vocales aliviarán los síntomas propios de la afonía y/o de la ronquera cuando no se deba a una patología grave: irritación de garganta, molestias, pérdida de voz, etc.

La principal ventaja de los medicamentos Boiron es que mantienen y reparan la voz aliviando las molestias en la garganta, es decir, actúa ante los síntomas y acelera la recuperación. Si además los complementamos entre sí, nos ayudaran a aliviar el dolor y reducir la inflamación de garganta.

Además, los medicamentos Boiron cuentan con la ventaja de que no se han descrito contraindicaciones, interacciones medicamentosas ni efectos adversos relevantes por lo que podrían utilizarlos todos los miembros de la familia que lo precisen, desde niños a ancianos.


Para más información consulta a tu médico o farmacéutico

Bibliografía

• NIH: Instituto Nacional de la Sordera y Otros Desórdenes de la Comunicación. Trastornos de la voz. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/voicedisorders.html
• National Institute on Deafness and other communication disorders (NIDCD). Cuidando su voz. http://www.nidcd.nih.gov/health/spanish/pages/takingcare_span.aspx
• Xue SA, de Schepper L, Hao GJ. Treatment of spasmodic dysphonia with homeopathic medicine: a clinical case report. Homeopathy. 2009 Jan;98(1):56-9.