Compartir

Acidez

Acidez durante el embarazo

Si estás embarazada y, hasta el momento, has logrado esquivar la acidez estomacal, no bajes la guardia; muchas embarazadas pasan por ello y también a ti te podría ocurrir.

El reflujo es una sensación de ardor en el pecho o la garganta. Ocurre cuando el ácido del estómago regresa hacia el esófago, el tubo que transporta la comida desde la boca hacia el estómago. La acidez es una sensación en la boca del estómago cuando la capa protectora de éste está dañada o es insuficiente.

Aunque es una sensación incómoda e incluso dolorosa, la acidez no suele ser indicio de problemas graves, puede aparecer en el segundo o tercer trimestre de gestación y es debido a que en el embarazo avanzado, el útero comienza a presionar el estómago y empuja la comida hacia el esófago, de ahí esa sensación de ardor.

Pero la aparición de la acidez en el embarazo también tiene mucho que ver con la revolución hormonal que acompaña a esta etapa. A causa de las hormonas, los músculos del aparato digestivo se relajan, la digestión se vuelve más lenta y los ácidos del estómago suben más fácilmente al esófago…

 

¿Cómo puedo evitar la acidez?

No hay trucos infalibles pero si algunas recomendaciones que pueden aliviar el problema de la acidez:

  • Toma comidas ligeras y frecuentes: es mejor comer pequeñas cantidades varias veces al día que hacer pocas comidas abundantes.
  • Evita las comidas y bebidas que producen acidez: comidas picantes, fritas y con mucha grasa, o el chocolate y la cafeína, entre otros.
  • Evita beber grandes cantidades de líquido cuando comas. Lo ideal es que bebas entre las comidas, no durante las mismas.
  • No te acuestes inmediatamente después de las comidas. De hecho, lo mejor es que cenes unas horas antes de irte a la cama.
  • Prueba a dormir con el cuerpo ligeramente recostado sobre almohadones. Y si es posible, levanta la cabecera de la cama.
  • Da un paseo por los alrededores de la casa para facilitar la digestión antes de dormir, siempre que puedas.
  • Mantén un peso adecuado durante cada fase del embarazo; el exceso de peso puede empeorar la acidez estomacal.
  • Usa ropa cómoda y holgada; la ropa ajustada presiona más el estómago y el abdomen.
  • Toma leche, si no padeces de alergia o intolerancia; un buen vaso de leche fría después de cada comida ayuda a neutralizar la acidez.
 

¿Cómo puede ayudarme la homeopatía con la acidez en el embarazo?

Toda mujer embarazada tiene que cuidarse más que nunca; su salud y la de su bebé están en juego. La clave de un embarazo saludable se apoya en tres pilares básicos: mantener una alimentación equilibrada, descansar suficientes horas y practicar ejercicio físico de forma moderada cuando no esté contraindicado. Pero, a pesar de cumplirlo escrupulosamente, en numerosas ocasiones aparece en escena algún malestar típico de la gestación, como la acidez.

De hecho, mientras que la mayoría de los medicamentos convencionales están contraindicados en el embarazo, la homeopatía y en concreto, los medicamentos homeopáticos Boiron, bajo una correcta supervisión médica, son un perfecto aliado para combatir esta molestia.

Los medicamentos Boiron aliviarán la sensación de acidez tanto si se produce en la boca del estómago como si además provoca sensación de hinchazón, eructos o un leve dolor debajo de las costillas o el esternón; con la gran ventaja de que en general son bien tolerados durante el embarazo, y de que no se han descrito contraindicaciones ni interacciones medicamentosas con los medicamentos Boiron.

Para más información consulta a tu médico o farmacéutico

REFERENCIAS

• Fox Mark, Ian Forgacs. Clinical review: Gastrooesophageal reflux disease. BMJ 2006; (332):88-93.
• Langmead L, Chitnis M, Rampton DS. Complementary therapies in GI patients: who uses them and why? Gut 2000; 46(Suppl. 2): A22
• Michelfelder AJ, Lee KC, Bading EM. Integrative medicine and gastrointestinal disease. Prim Care. 2010 Jun; 37(2):255-67. Review.